sábado, 9 de mayo de 2009

La Cosa va de... Recuerdos IV

Son las 3 de la mañana, y se que debería estar en la cama, ya que a las 8 y media hemos quedado para limpiar la piscina, no obstante, quería publicar en mi blog un par de cosas. Una de ellas es algo que escribí hace algun tiempo. Se lo dedico a dos de mis hermanos de manada. Lo otro son un par de canciones que me encantan de Triana, un grupo que me descubrieron entre mi padre y un par de profesores que tuve en el colegio.

La Luna me saluda por el horizonte,
al tiempo que los árboles permiten el paso de sus rayos
a través de sus frondosas ramas.
Corro silencioso mientras la brisa acaricia mi rostro.
Mi corazón late frenético y la adrenalina guía mis pisadas.
Me permito parar para contemplar la quietud que me rodea.
La hierba oculta sutilmente mis huellas,
dirigidas a un único camino, dirigidas a mis destino.
Sigo corriendo, cada vez más deprisa.
Poco a poco veo a los míos, con la Luna a sus espaldas, grande y brillante.
Contemplo su magnificencia.
Estoy en casa.
Aullo, y la manada me devuelve el saludo.
Por fin en casa.


3 comentarios:

Nimrod dijo...

Que suerte tienen tus hermanos de manada ^^

Aïcha dijo...

Desprende una naturaleza abierta. Me gusta ^^

isidro dijo...

Auuuuuuuuuuu!!

¿Cuándo te fuiste?
¿Cuándo usarás tu rabia?
¿Cuándo nos iremos de concierto?