lunes, 30 de abril de 2007

En el ojo del huracán

Crujen las ramas de los árboles sacudida por el viento,
truenos lejanos anuncian la llegada de tormenta.
Aprieto los puños, arrugando una carta,
cuyo contenido hace que mis nudillos se vuelvan blancos.
Seco mis ojos y presento batalla.
Rugen los cielos, intentando tumbarme.
Cada vez es más difícil, mi furia rivaliza con la fuerzas naturales,
su imagen me guía en un viaje, quizás sin retorno, alentando cada uno de mis pasos.
Se convierte en mi elixir, mi poción mágica, mi anti-kriptonita.
Por ella derribo montañas, cambio el curso de los ríos, seco océanos enteros.
Sólo cuando aparece nuevamente ante mi, se calma la bestia.
Ahora, tumbado junto a ella, todo vuelve a su curso normal.
Puede que vuelva a la lucha, pero con ella a mi lado, me siento capaz de todo.

5 comentarios:

isidro dijo...

Me gusta tu escrito. Hacía tiempo que no sacabas al galliard que llevas dentro.

No puedo pasar por alto el new look del blog. Me gusta que pienses en verde. Se ve que tienes diseño de diseñador :P

No obstante, creo que la radio que yo no es puesto es parte de tu bitácora. Lo considero un adorno intrusivo.

Pero bueno, por lo menos no tienes mal gusto.

Sigue ahí con tu xml.

Un abrazo.

Charles X dijo...

Esta todo very potito del norte, pero las letras pequeñas verdes en un fondo verde me dejan un poco fuera de juego.

Un aparte, el texto me parece cojonudo, el Galliard vuelve!!!
Escribeme algo!!!

Un abrazo

Usul dijo...

Muy bueno el texto apañero, espero que estes bien y que a diferencia de mi no escribas lo que sientes/piensas en forma de metafora sino solo sea un texto que se te ha ocurrido ;)

Un abrazo

Kanon dijo...

La verdad es que es algo que sentía/siento en ese momento/a veces. No obstante, no me parece que sea triste, que opinais??

Luna dijo...

No es triste, es profundo e intenso... es amor.
Es precioso. :)