viernes, 14 de marzo de 2008

La Hermandad

"Ha llegado el momento, hermanos." Los siete se miraron. Se pusieron en pie y contemplaron el paisaje. A sus espaldas, las Montañas Heladas, con sus picos, tan altos como el cielo, fundiendo las nubes con la nieve que las vestía. Frente a ellos el valle del Destino, el lugar de peregrinaje de toda su gente. Todo miembro de la Hermandad de Gaia, debía cruzarlo alguna vez en su vida. Más allá, las Tierras del Desafío Eterno, donde los guerreros se enfrentaban a las Tierras Yermas y sus devoradoras hordas. Lo arrasaban todo a su paso, dejando sin vida aquello sobre lo que posaran su oscura mirada. Durante siglos, dicen que más que la primera civilización conocida en la historia, hablada o escrita, habían detenido a las hordas de su conquista de otras tierras, más allá de las fronteras del Reino. En ella, seres, de distintas culturas, especies y procedencias, más de las que puedan nombrarse, se unían para expulsar una y otra vez todo lo vil de las tierras oscuras.

Los siete se miraron.

Moccdul esperaba en su caballo, Trueno, escudriñando el horizonte; junto a él, Loukd cogió su espada, Sidewinder y montó sobre Orcrist, un unicornio; Attni, cogió sus cosas y las echó sobre su montura, un enorme oso negro llamado Tundro; Craehls esperaba de pie mientras acariciaba a Ventisca, un caballo alado; Nanko, sentado sobre Krynger, un enorme dientes de sable rojo, ajustaba a su espalda a Segadora, una enorme espada dentada; Rostaiv, terminó de enfundar su espadas cortas: Aguijón y Mordedora y montó sobre Ares, un enorme guepardo; el último en subir fue Katnu, quién montó sobre Sora, un hipogrifo.

Una vez todos montaron, apareció por el horizonte Garuda, el halcón de Moccdul, posándose sobre su hombro.

“Debemos irnos. Las hordas de las Tierras Yermas avanzan. Debemos reunirnos con nuestros hermanos.”

Echaron un último vistazo, y marcharon a su destino.

4 comentarios:

isidro dijo...

Muy épico camarada.

Esto me recuerda que tenemos algo pendiente.

mitsuhirato dijo...

Comento sólo para quejarme de su enlace al superheroquiz:
¡Me ha salido que soy Robin! Y eso que dije claramente que no quería llevar capa, ni mucho menos pantaloncitos.
Ya sé que no es culpa suya, pero es una injusticia que clama al cielo y tenía que decírselo a alguien...

Charles X dijo...

Ya consegui conectarme de nuevo y lo 1º que tenia que hacer es el decirte que sigas adelante con la historia,apañero.
Un abrazo

magician dijo...

Y EL RESTO????